First Posted: Apr 04, 2017 02:14 PM EDT

 

Popular ha perdido un 1,23%, la segunda mayor caída del Ibex, hasta niveles de 0,805 euros por acción, agudizando el desplome del 10,5% que ya sufrió ayer, cuando registró el mayor descenso desde el 24 de junio, tras el Brexit. Popular acumula pérdidas del 12,5% en los últimos tres días.

Los títulos del banco están en mínimos desde el 27 de febrero, con una capitalización bursátil de la entidad inferior a 3.400 millones de euros. Esta cifra contrasta con los 5.500 millones de euros que el banco ha captado con tres ampliaciones de capital desde diciembre de 2012.

Gonzalo Recarte, de Orey Financial, opina que el ajuste genera mucha incertidumbre en cuanto a la situación real del balance de la entidad, "que es lo que más nos preocupa". "El ajuste demuestra que los esfuerzos realizados en el último trimestre del año pasado no fueron suficientes", asegura Nuria Álvarez, de Renta 4. A Nagore Díez, de Norbolsa, no le resultan del todo sorprendentes. "Las cuentas del cuarto trimestre no lograron los objetivos en coberturas para cumplir con las exigencias de capital. Era lógico que se realizara este ajuste", asegura Díez.

Álvarez, ahora, pone en duda que éste sea el último ajuste. "Puede ser una primera parte. El mercado se pregunta si quedan más provisiones por realizar", asegura.

Situación preocupante

Para Jesús de Blas, de Bankoa Crédit Agricole, "la situación es preocupante", en tanto que el importe del ajuste es muy significativo para la capitalización del banco. "No ha durado nada la expectativa de lo que puede mejorar la gestión de la entidad con el nuevo presidente", asegura.

Es más, hay analistas que temen que los inversores demanden a la entidad ante los tribunales, como sucedió con Bankia. Recarte afirma que la revisión de las cuentas abre el riesgo de litigios por parte de los inversores que suscribieron la ampliación de capital de mayo de 2016, por 2.505 millones de euros. El motivo que subyacería es que los ahorradores invirtieron conforme a unas cuentas.

¿Qué va a pasar ahora con la entidad? Las perspectivas bursátiles no son positivas. "Necesita clarificar cuanto antes qué va a hacer. Tienen que ser muy rápidos porque las acciones están muy débiles", opina De Blas. Los analistas no ven argumentos que puedan impulsar la acción a corto plazo. Álvarez duda de si aflorarán nuevos ajustes en los resultados y Díez recuerda que en breve se publican los resultados del primer trimestre "y no van a ser positivos".

De fondo, sigue la presión de los bajistas, que representan el 10,77% al cierre del pasado viernes 31 de marzo, porcentaje levemente superior al de 15 días antes y un punto porcentual por debajo del máximo del 17 de febrero.

A medio plazo, la evolución de las acciones de Popular dependerá de las ventas de activos que lleve a cabo. "El valor se mueve a golpe de noticia", reconoce Álvarez, aunque entre los analistas no hay mucho optimismo al respecto. Hay que tener en cuenta que en el primer trimestre la entidad no ha cerrado ninguna operación de calado.

Salida de Pedro Larena

Respecto a la marcha de Larena, Díez indica que el movimiento ya se intuía, debido a que el consejero delegado había sido nombrado por Ángel Ron, el anterior presidente. Considera positiva la salida, porque deja todo el poder en manos del presidente, Emilio Saracho, con visión de reestructurar el banco. Cuenta, además, con el consenso del consejo de administración de la entidad, según resalta la experta.

 

 

Like Us on Facebook

© 2015 Latino Post. All rights reserved. Do not reproduce without permission.