First Posted: Apr 07, 2017 11:23 AM EDT

 

La Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional trataron de bloquear en Caracas los siete puntos de partida de la marcha -que simbolizaban los siete «jueces inicuos»-, que debían desembocar en la Autopista Francisco Fajardo a la altura de Altamira.

No obstante los riesgos de enfrentamientos y choques con las fuerzas de seguridad, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática organizó la movilización, y llevó a cabo una masiva recogida de firmas para pedir a las instancias oficiales la destitución y enjuiciamiento de los siete magistrados.

El Metro de Caracas cerró 16 estaciones para impedir la movilización de la gente por el transporte subterráneo. La Guardia Nacional bloqueó todos los accesos a la ciudad. No obstante, la etiqueta«VzlaTrancaContraelGolpe» se convirtió en tendencia en Twitter.

El Parlamento -controlado por la oposición- condenó de nuevo el «golpe de Estado continuado en contra de la democracia».

Proceso abierto

Desde el sector de El Paraíso, uno de los siete puntos de concentración de la marcha, la diputada Marialbert Barrios, denunció que los uniformados de la policía bolivariana «pretende negarnos el derecho a la protesta». Las movilizaciones comenzaron el martes, cuando una multitud intentó acompañar a los parlamentarios al palacio legislativo pero fue dispersada por la policía con bombas de gas lacrimógeno y de pimienta, y chorros de agua. La represión dejó, según la oposición, medio centenar de lesionados, uno de ellos de bala, y una docena de arrestos.

Entre tanto el chavismo también marchó ayer hacia el Parlamento para protestar contra el supuesto «golpe parlamentario» que denunció Héctor Rodríguez, el jefe del sector oficialista.» Griten alto o bajo, hagan violencia, llamen a guarimbas (protestas violentas) o a liquidar magistrados, pero no pueden destituirlos sin violar la Constitución», dijo el político chavista. Según su versión, el intento del Parlamento de forzar la destitución del actual Tribunal Supremo es contrario a la Carta Magna.

En el interior de Venezuela también hubo movilizaciones reprimidas. En las ciudades de San Cristóbal, fronteriza con Colombia, y Valencia, en el centro-norte, se produjeron enfrentamientos entre uniformados y estudiantes universitarios, que respondieron con piedras y palos a losgases lacrimógenos. Directivos de las universidades informaron de 21 heridos en San Cristóbal y 14 en Valencia.

El objetivo de las protestas es respaldar el proceso iniciado en el Parlamento para destituir a los magistrados del TSJ. Pero la decisión es difícil de lograr ya que el Poder Moral, que también es chavista, debería declarar que los jueces cometieron delito con las sentencias golpistas.

La oleada de protestas pacíficas, exigiendo elecciones ya, y las destituciones de los magistrados, viene acompañada por el respaldo de la Iglesia venezolana y de las organizaciones itnernacionales como la Unión Europea, Mercosur y la OEA.

El expresidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, dijo que «estos magistrados, en compañía del Alto Mando Militar y los colectivos armados continúan aplicando el autogolpe de Estado. Este gobierno se fundamenta en las decisiones inconstitucionales del TSJ y en el apuntalamiento de sus fechorías del Alto Mando Militar (...) que escojan si quieren ser los custodios de la Constitución o simplemente los guardaespaldas de Nicolás Maduro».

 

 

Like Us on Facebook

© 2015 Latino Post. All rights reserved. Do not reproduce without permission.