First Posted: Aug 11, 2016 05:23 PM EDT

(Foto: Facebook)

En Nuevo México, una madre y su hijo que alguna vez dio en adopción podrían ir a prisión por la relación íntima que insisten no abandonarán.

Monica Mares, de 36 años y Caleb Peterson, de 19, podrían ir a prisión por hasta 18 meses cuando sean enjuiciados por cargos de incesto este año.

Mientras tanto, la madre e hijo han decidido pelear por su relación, haciendo pública su batalla y pidiendo fondos para cubrir sus gastos legales.

Pareja Promete Pelear

"Él es el amor de mi vida y no quiero perderlo", dijo Mares, indicando que la pareja planea retar las leyes de Atracción Sexual Genética (GSA) del estado que hace tales uniones ilegales.

"Mis hijos lo adoran, toda mi familia lo hace", añadió. "Nada puede interponerse entre nosotros, ni cortes ni la cárcel, nada. Tengo que estar con él. Cuando salga de prisión me mudaré de Clovis a un estado que nos permita estar juntos".

El incesto es un crimen en todos los estados, pero los parámetros de la ley varían de estado a estado en términos del castigo. Una madre de nueve, Mares insiste que incluso está dispuesta a abandonar su derecho para ver y pasar tiempo con sus hijos para estar con Peterson.

Prohibido Interactuar

Actualmente, la pareja está prohibida de interactuar. Comenzaron su relación a finales del 2015 cuando Mares vio a su hijo por primera vez en más de 18 años.

"La primera vez que conocí a mi hijo en persona estaba muy feliz y emocionada y le di un gran abrazo", dijo. "Fui a recogerlo a casa de su padre en Texas".

Según Mares, el encuentro fue esencialmente un caso de amor a primera vista. "Se sintió como que conocí a alguien nuevo en mi vida y me enamoré de él", añadió.

Por un tiempo, ambos vivieron en la casa móvil de Mares, pero las cosas cambiaron después de que vecinos informaron a la policía este año. Ambos recibieron cargos criminales y ahora enfrentan el prospecto de un juicio en septiembre.

"Vale toda la pena", dijo Mares, quien también tiene prohibido ver a sus otros hijos. "Si me encierran por amor entonces me encierran. No hay nadie que nos pueda separar".

Como muestra de su amor y compromiso, Peterson recientemente dejó una rosa para Mares en la banca en el parque donde ambos expresaron sus sentimientos por el otro. Él insiste en que el sufrimiento no ha cambiado lo que siente.

"A veces la manera fácil no es la mejor manera", dijo. "A veces tenemos que tomar esa decisión de vida que va a cambiar y a afectar todo pero al final vale la pena".

Quienes apoyan a la pareja los ayudan recaudando fondos, esperando poder contratar a un abogado de alto perfil para defender el caso que insisten están dispuestos a llevar hasta la Suprema Corte.

"Todo este caso es sobre si tengo el derecho de amar a alguien y yo tengo el derecho de amar a Monica", dijo Peterson. "No puedes decir a quien amar o no amar".

No te olvides de comentar con nosotros en la página de Facebook y seguirnos también en Twitter

Like Us on Facebook

© 2015 Latino Post. All rights reserved. Do not reproduce without permission.